Biología

Inicio Evolución ¿Qué es la Coevolución?

¿Qué es la Coevolución?

Publicado por Ramón Contreras

La evolución es el proceso mediante el cual las especies se adaptan a su entorno. Una de las premisas de toda vida es la interacción con otros seres vivos. Es por eso que cuando una especie está sufriendo los cambios evolutivos estos tienen en cuenta las diferentes relaciones de los individuos de una especie, con otros miembros de la misma especie y con otros seres vivos, ya sean sus depredadores, sus presas, sus competidores o sus parásitos. Cuando el proceso evolutivo de dos especies concretas está estrechamente ligado, de tal forma que la evolución de una condiciona cambios en la evolución de la otra estamos hablando de coevolución. La idea de coevolución fue propuesta en 1980 por el ecólogo evolucionista Daniel Janzen para explicar las relaciones entre plantas y animales. Sin embargo, a finales del siglo XIX ya se utilizaba la hipótesis de la Reina Roja, sobre la evolución de las especies para mantener su eficiencia en relación a otras especies con las que interaccionaba. Es por eso que la teoría de la coevolución puede aplicarse a un gran número de situaciones de evolución entre diferentes grupos de seres vivos.

Teoría de la endosimbiosis

La coevolución puede ser en sentido positivo, si ambas especies cooperan para alcanzar un nivel de cooperación mayor, como en el caso de las simbiosis. Sin embargo, no hace llegar hasta los extremos de la simbiosis a nivel celular, como el cloroplasto, o la formación de los líquenes para observar procesos en los que dos especies han evolucionado para estrechar su relación. Muchas plantas han evolucionado para adaptar sus flores a un solo polinizador, un ave o un insecto. De tal manera ha sido la evolución que el polinizador también ha evolucionado para adaptarse a tan solo un tipo de flor, con picos más largos, lenguas largas, o por el olor por el que se sienten atraídos. En cualquier caso esta coevolución favorece a ambos. Las plantas se aseguran que sus polinizadores tendrán solo polen de otras plantas de la misma especie, aumentando la posibilidad de fertilizarse y los polinizadores se aseguran ser los únicos que pueden obtener en exclusiva el alimento de esas plantas.

Cuando la coevolución se da entre especies que compiten entre sí o, por ejemplo, entre un depredador y su presa el resultado es similar. Las gacelas han mejorado sus patas para correr en la sabana, al igual que el guepardo. De tal manera que ambos son grandes corredores, pero para evitar que el guepardo les coja las gacelas son mejores haciendo recortes, no corriendo en línea recta, de tal manera que los guepardos, más rápidos corriendo tienen que frenar para intentar cogerlas rompiéndoles el ritmo de carrera.

Casos curiosos que nos ha dejado el tiempo son aquellas coevoluciones entre seres vivos de los cuales uno de ellos ya no existe. La extinción de la megafauna americana, armadillos gigantes o perezosos gigantes, ha dejado muestras de su paso en la evolución de especies vegetales que se protegían contra ellos, como es el caso de la acacia de tres espinas. Este árbol que tiene espinas en su tronco no es consumido por ninguna especie de las actuales, gracias al estudio de la megafauna anterior, sabemos que el perezoso gigante, de más de 6 metros era un consumidor de sus legumbres.

Categorías: Evolución