Biología

Inicio Etología Qué es la Migración

Qué es la Migración

Publicado por Ramón Contreras

La migración es un comportamiento en el cual los seres vivos cambian de hábitat durante el ciclo vital. Cuando pensamos en los animales capaces de migrar, desplazarse desde un ecosistema a otro, pensamos en las aves. Sin embargo, existen migraciones mucho más frecuentes. Por ejemplo, muchas algas y bacterias migran en la columna de agua a lo largo del día para posicionarse de manera más óptima a la captación de los rayos del sol, para obtener mayor energía. De la misma manera las bacterias y protistas marinos migran en altura en para situarse en la columna de agua para captar nutrientes o para encontrar la concentración adecuada de oxígeno.

Comportamiento animal: territorialismo

Existen tres motivos para migrar: búsqueda de comida, una zona de reproducción más segura o evitar climas extremos. La diferencia entre la migración y la búsqueda de las condiciones más óptimas es que las migraciones tienen un carácter cíclico. Las especies repiten de forma anual o diaria, o tras varios años, los mismos patrones de movimiento recorriendo grandes distancias hasta cambiar completamente de ecosistema. Las especies que migran dependiendo de la edad de los individuos, suelen buscar lugares de reproducción o puesta para sus huevos. Mientras que las especies en las que migran todos sus individuos suelen estar motivados por clima o alimento.

Se han descrito migraciones en todos los grupos de animales, peces, anfibios, reptiles, mamíferos y aves, aunque también es normal en el plancton, los cangrejos y insectos, como la mariposa monarca. La migración en todos los seres vivos es un impulso fisiológico. Es un comportamiento que se desencadena al percibir cambios en el entorno. Por ejemplo, muchas aves migratorias cambian su bioquímica debido al número de horas de luz. En los peces también se dan unas migraciones muy importantes, en estos animales la migración está disparada por cambios fisiológicos de carácter sexual, por ejemplos los salmones cuando llegan a su edad fértil dejan el mar y remontan ríos (agua dulce, adaptando su metabolismo a ello) para reproducirse.

La migración por otra parte, es un proceso en el que los individuos gastan una gran cantidad de recursos y muchos individuos de la especie no consiguen sobrevivir a la migración. Las aves son los animales que realizan las migraciones más largas. Muchas aves migran desde el norte de Europa hasta el norte de África. Las golondrinas, las grullas o las cigüeñas son algunas de las aves más conocidas por sus migraciones. La migración tiene por objeto el cambio de hábitat, normalmente las aves dejan los territorios del norte durante el verano y vuelan al sur para encontrar zonas más cálidas durante el invierno. Durante el verano, época que aprovechan para reproducirse, se encuentran en altas latitudes, donde hay menos competición por los alimentos, puesto que son ecosistemas que durante el invierno quedan congelados. Durante el invierno aprovechan para pasar tiempo en regiones más cálidas donde todavía encontrarán alimento. De esta forma se aseguran que su descendencia, nacida durante el verano, crezca en un ambiente con pocos depredadores y gran cantidad de alimento, las regiones circunpolares típicas de las migraciones de las aves se caracterizan por un crecimiento rapidísimo de su flora y fauna durante los escasos meses de verano.

Categorías: Etología