Biología

Inicio Ecología Biomas: Desiertos

Biomas: Desiertos

Publicado por Ramón Contreras

Los desiertos son tal vez uno de los ecosistemas o biomas más estudiados a nivel biológico. Puedes leer nuestros artículos sobre biomas y ecosistemas aquí . Debido a sus condiciones, tan alejadas del ideal ecológico para el ser humano, las especies animales y vegetales que podemos encontrar en ese entorno resultan de gran interés científico y económico. Puesto que no solo son interesantes como especies de estudio evolutivo, sino que desde el punto de vista adaptativo pueden dar muchas alternativas a los problemas asociados a la sequía o a las temperaturas extremas, que muchas veces malogran cosechas.

¿Qué es un desierto?

Ciertamente cuando alguien piensa en un desierto se imagina grandes extensiones de arena, co un sol abrasador, y en general los desiertos responden a esa premisa. Sin embargo, la definición exacta de lo que es un desierto engloba muchos más ambientes de la tierra. Un ecosistema se clasifica como desierto si cuenta con una única característica, las precipitaciones son escasas. Desde que en 1953, el ecólogo Meigs clasificase los desiertos en 3 categorías, su calificación se ha popularizado.

El desierto de los Monegros en España, es un ejemplo de estos biomas, sin arena y con un poco de vegetación

El desierto de los Monegros en España, es un ejemplo de estos biomas, sin arena y con un poco de vegetación

¿Cómo se clasifican en ecología?
En ella, los desiertos extremos son áreas con al menos 12 meses sin precipitaciones consecutivos. Los desiertos áridos presentan tan solo 250 mm de precipitaciones anuales y los semiáridos son aquellos en los que llueve una media entre 250 y 500 mm anual, estos últimos suelen presentar vegetación y se relacionan con los ecosistemas de estepa y componen el 15% de la superficie terrestre.

Bajo esta clasificación encontramos tanto los desiertos de arena y roca, más comunes, como el desierto de sal, de Uyuni, pero también se encuentran recogidos por esta clasificación amplias zonas cercanas a los polos donde las precipitaciones son también escasas. A estos desiertos, que a pesar de presentar gran cantidad de agua (hielo), ésta no está disponible para los seres vivos, se les denomina desiertos fríos. En los desiertos fríos existen otras estrategias biológicas para la supervivencia. De hecho, el 47% de los desiertos del planeta Tierra se consideran desiertos fríos.

Para completar la definición de desierto muchas veces se utiliza la evapotranspiración, como complemento de la medida de pluviometría. La evapotranspiración es el conjunto del agua que se escapa del suelo por evaporación y del proceso de transpiración de las plantas. Se considera pues un desierto a aquellas regiones que aunque tengan una pluviosidad entre 250 y 500 su evapotranspiración sea superior a la lluvia que cae, es un ecosistema con perdidas de agua.

¿Donde se encuentran los desiertos?
Es cierto que los uno de los desiertos más grandes se encuentran cerca del trópico, el desierto del Sáhara, es una franja de más de 9 millones de km cuadrados. Sin embargo la Antártida y el Ártico, son desiertos de mayor tamaño. En general existen desiertos distribuidos en todas las latitudes desde el ecuador y los trópicos, hasta los polos. Existen desiertos tanto cerca de la costa, como en regiones de interior, rodeadas de montañas, que impiden la llegada de lluvias a éstas regiones, como el desierto de Atacama en Chile, el desierto con menos precipitaciones del planeta.

Categorías: Ecología

2 comentarios para “Biomas: Desiertos”