Biología

Interfase

Publicado por Ramón Contreras

La interfase en un paso clave en el ciclo celular, de hecho las células se encuentran en interfase durante el 90% de su ciclo activo y tan solo el 10% dividiéndose. Las células tienen la capacidad de dividirse, pero para ello deben duplicar su contenido génico, copiando su ADN completamente, para que cada célula hija posea una copia completa del material hereditario. La interfase es el periodo del ciclo celular en el que el ADN es copiado y otras estructuras celulares también son duplicadas para proceder a la división celular, ya sea en la mitosis, o si no hay duplicación del ADN es la meiosis. Aprende más sobre el ciclo celular en general en su artículo aquí.

La mitosis explicada rápidamente

Durante la interfase se duplican los centriolos, un orgánulo no membranoso de la célula formado por microtúbulos cuya función es la organización del citoesqueleto de la célula y ayudar a la división celular colocando a los cromosomas en la posición correcta en cada fase de la mitosis o la meiosis. Lee más sobre los centriolos en su artículo aquí (próximamente).

La interfase comprende las fases denominadas G1, S y G2, los intervalos 1 y 2, del inglés “GAP” son puntos de control en los que la célula se asegura de que la etapa anterior, la mitosis (M) en el caso de G1 y S en el caso de G2, se haya llevado a cabo correctamente. El número de proteínas encargado de ello es enorme, a la mayoría de ellas se las conoce como ciclinas o CDK. La fase S es la de síntesis, cuando el ADN se copia.

Durante G1 se lleva a cabo el crecimiento celular. Tras la división celular, la célula aumenta de tamaño y genera proteínas para mantener su metabolismo, o desarrollar su fenotipo característico, y poder crecer en tamaño, en unas 6 a 12 horas en líneas celulares activas. Cuando la célula alcanza un tamaño propio de su tipo celular y recibe las señales exteriores adecuadas entra en la fase S, que en células animales puede durar unas 10 a 12 horas. Una vez generada la copia del ADN la célula entrará de nuevo en una fase de comprobación y generación de proteínas y ARN, pero en este caso las que intervendrán en la división celular. Esta fase puede durar entre 3 y 4 horas, tras este tiempo la célula empieza a cambiar sus estructuras internas para empezar con la mitosis o la meiosis, siendo el indicativo del final de G2 y el inicio de M la condensación de las cromatinas.

Cuando la interfase ha finalizado con éxito, existen varios mecanismos moleculares que comprueban que el ADN se ha replicado correctamente y sin errores, la célula puede pasar al siguiente paso del ciclo celular, la mitosis. Sin embargo, algunas células pueden duplicar su material genético durante la interfase y no entrar en mitosis, este es un proceso normal en muchos tipos celulares, y con mayor frecuencia de plantas, y su objetivo es aumentar la cantidad de ADN molde para la síntesis de proteínas. Puedes leer más sobre este fenómeno en su artículo poliploidía.

Categorías: Biología celular