Biología

Inicio Biología celular ARN polimerasa

ARN polimerasa

Publicado por Ramón Contreras

Bajo el nombre de ARN polimerasas o transcriptasas se engloban todas aquellas enzimas que son capaces de sintetizar ARN, llevan a cabo la transcripción. Normalmente nos referimos a ellas como ARN pol o RNA pol y por lo general son complejos multiproteicos que transcriben desde el ADN para sintetizar pequeñas cadenas de ARN. Existen varias ARN polimerasas, aunque la más importante, por su función y su cantidad en la célula es la ARN polimerasa II de eucariotas, que es la que sintetizará los ARN mensajeros que serán traducidos a proteínas en el retículo endoplasmático.

Componentes de la envoltura nuclear

Las ARN pol son enzimas de gran tamaño, de hecho son las del tamaño más grande conocidas. Esto es debido a que en realidad están formadas por una gran cantidad de subunidades, la ARN pol II cuenta con hasta 12 subunidades. Algunas de estas subunidades tienen función catalítica, es decir, que son capaces de generar copias con un molde de ADN. Por el contrario, otras son solo detectables cuando el complejo está formado, por lo que se presume que tienen algún tipo de función estructural, dando estabilidad al complejo de las ARN polimerasas, o bien intervienen en el reclutamiento de factores de transcripción o del propio ADN.

En eucariotas las ARN polimerasas pueden dividirse en 3 tipos, las de tipo I son las encargadas de la síntesis y reparación del ARN propio de los ribosomas. La ARN pol II, como ya hemos comentado, es la encargada de la síntesis y reparación de los ARN mensajeros y otros tipos de ARN de muy pequeño tamaño de los que se están empezando a estudiar su función y origen, los microARNs. Finalmente la ARN pol III de eucariotas es la encargada de la síntesis de los ARN de transferencia, encargados de presentar los aminoácidos a los ribosomas y también sintetizan los ARN ribosómicos 5S, que se encuentran en la región que interviene en el reconocimiento de los ARN de transferencia. Además de estas ARN polimerasa se han descrito otras dos, la IV y la V, que parece ser que funcionan solo para la reparación de las hebras de ARN en condiciones celulares poco usuales, como en estrés o en reparaciones por rotura mecánica de la célula. La estructura en tres dimensiones de la ARN polimerasa II le valió en 2006 el premio Nobel de Química al americano Dr. Roger Komberg. Además de ser el encargado del descubrimiento del complejo mediator, que interviene también en la unión de la ARN pol II y el ADN.

En los procariotas, bacterias y arqueas, la única variante de ARN polimerasa con la que cuentan realiza todas las funciones que en eucariotas llevan a cabo de forma más especializada diferentes ARN pol. Esta enzima tiene una menor cantidad de subunidades que la eucariota, tan solo 5 La ARN pol de arqueas y bacterias es muy similar entre ellas y respecto a las ARN pol de eucariotas las más parecidas a las procariotas son la I y la IV. Además los cloroplastos y las mitocondrias, que tienen su propio ADN cuentan con sus propias ARN pol, diferentes de las eucariotas y más emparentadas con las de las bacterias de las que derivan estos orgánulos celulares.

Categorías: Biología celular