Biología

Inicio Biotecnología La polémica del Golden rice o arroz dorado

La polémica del Golden rice o arroz dorado

Publicado por Ramón Contreras

El Golden rice o arroz dorado es el nombre de un tipo de arroz diseñado en el laboratorio destinado a erradicar los problemas nutricionales de millones de niños en Asia y otros lugares donde la alimentación se basa y es casi exclusivamente arroz. Thailandia, India, Filipinas o Camboya son algunos de los principales afectados que intentan llevar este tipo de proyectos adelante.

El arroz dorado tiene un color amarillente a causa de su concentración de vitamina A

El arroz dorado tiene un color amarillente a causa de su concentración de vitamina A

El arroz no sintetiza beta-caroteno ni vitamina A, esta vitamina puede sacarse de otros alimentos, sin embargo no siempre se puede acceder a ellos y una falta de vitamina A en los niños puede llevar a una ceguera y la muerte. Es por eso que un grupo extenso de investigadores europeos intentaron crear un tipo de arroz que sí la produjera, de tal forma que se pudiera evitar su carencia.

El Golden rice lleva desde 1990 en desarrollo, ya se ha conseguido que el arroz tenga vitamina A (lo que le da un color dorado y el nombre), sin embargo parece que los intereses enfrentados de las empresas que lo quieren comercializar junto con la opinión pública contra los investigadores (que han intentado liberar las patentes necesarias para conseguirlo) y de los países que las necesitan no han conseguido llevar a buen término el asunto, por lo que mucha gente empiezó a creer que no iba a suceder nunca.

Muchos grupos activistas han presentado su desacuerdo con el proyecto. Entre ellos greenpeace, que proponía dar pastillas de complemento vitamínico a los 300 millones de personas en riesgo de sufrir deficiencia de vitamina A y que sería más barato que comprar este arroz mejorado plantarlo en los campos, o el New York Times que escribió que tenían que comerse 350 g. para adquirir la cantidad suficiente de vitamina A, ambas voces fueron calladas por estudios económicos y científicos respectivamente. Las pastillas supondrían unos 3700$ por persona mientras que el arroz dorado solo 100$ y se demostró que con solo 50 g. al día se conseguía suficiente vitamina A. Además los estudios demostraron que esta vitamina A se absorbía mejor incluso que la vitamina A de la espinaca.

La introducción de este tipo de arroz implica además, otro problema bioético. Si este arroz desplaza las variedades locales se está disminuyendo la variedad de la especie y se eliminan los genotipos mejor adaptados para cada condición natural. Para evitar esto la única solución es introducir las mejoras genéticas en cada una de las variedades que se vayan a usar. El problema de esto es que necesitarán pasar todos los controles de seguridad (unos diez a quince años) antes de poder cultivarse en el campo, lo que seguirá matando a unos ocho millones de niños en el mundo.

Es cierto que los alimentos tienen que estar legislados y más aquellos modificados genéticamente con el fin de que no haya problemas en el futuro ni para los humanos ni para el medio ambiente. Sin embargo, el miedo irracional y la negativa categórica no pueden ser nuestra respuesta común ante la posibilidad de salvar vidas. Finalmente en 2013 va a cultivarse arroz dorado en Filipinas, ¿se puede culpar a su Gobierno por querer salvar las vidas de sus niños?

La ingeniería genética detrás del golden rice o arroz dorado (próximamente), Plantas transgénicas y ¿qué es un transgen? son algunos artículos que podrías leer para saber más sobre este tipo de plantas.

Categorías: Biotecnología