Biología

Inicio Bioquímica, Inmunología, Virus Sistema Inmunológico y Vacunas

Sistema Inmunológico y Vacunas

Publicado por Pablo Morales

El sistema inmunológico o sistema inmune es el conjunto de células responsables por el combate de invasores, como bacterias, virus y parásitos entre otros. Además de combatir invasores, el sistema inmunológico tiene la función de hacer la limpieza del organismo retirando de él, células muertas, renovando estructuras y actuando contra mitosis anormales que originan cáncer por ejemplo. Puede ser inespecífico o específico.

INMUN1

El sistema inespecífico está compuesto por barreras físicas donde se destaca la piel como principal órgano.

Su composición impide el ingreso de microorganismos en el cuerpo. Otros sistemas inespecíficos son el ácido gástrico, el pH de la vagina, las lágrimas, la saliva, etc. Cuando el sistema inespecífico no logra impedir el ingreso de los invasores, el sistema específico es activado.

El sistema específico es atraído hasta el lugar invadido cuando las células localizadas en los tejidos liberan sustancias vasoactivas que dilatan las arteriolas de la región aumentando la pérdida de líquidos y la permeabilidad del sitio, provocando dolor, hinchazón, enrojecimiento y aumento de la temperatura, lo que conocemos como inflamación.

El sistema inmunológico es fortalecido por las vitaminas, minerales y ácido fólico, que son principalmente encontrados en alimentos. Entre ellas se destacan:

Vitamina A: Mantiene los linfocitos T circulantes, disminuye el riesgo de infecciones provocadas por bacterias, virus y parásitos.

Vitamina C: Fortifica la actividad inmunológica de los leucocitos, aumenta la producción de las células y la resistencia del organismo. Vale recordar que la vitamina C es bastante frágil a la luz y el calor, por ello debe ser consumida rápidamente.

Vitamina E: Actúa como antioxidante y protege las membranas celulares

Ácido Fólico: Ayuda en la formación de los leucocitos en la médula ósea

Zinc: Recupera los tejidos y mantiene la cantidad de los linfocitos

Selenio: Neutraliza los radicales libres, retarda el envejecimiento y el combate al proceso cancerígeno.

Vacunas

La vacuna es una sustancia tóxica sintetizada a partir de agentes patógenos como virus y bacterias que actúan como antígenos en el organismo. Al ingresar al organismo, la vacuna  estimula la producción de anticuerpos específicos para que este inmunice el mismo contra el cuerpo extraño.

VACUNA1

Cuando el organismo recibe una determinada vacuna por primera vez, la respuesta del sistema inmune es más demorada y con poca cantidad de anticuerpos, ya en la segunda dosis, la reacción del sistema inmunológico ya es más rápida y con producción de mayor cantidad.

Por el hecho de que la vacuna presenta agentes patógenos debilitados/desactivados/muertos, el organismo no utiliza toda la cantidad de anticuerpos producidos, logrando que estos permanezcan en el organismo para que este protegido en casos de contra acción de estos agentes.

Este tipo de vacunación es la denominada “activa” y es relativamente duradera, pues el antígeno permanece registrado en el sistema inmune que se mantiene preparado para una posible invasión.

Sus efectos colaterales son variables de acuerdo con la sustancia inserta en el organismo.

Existe también la inmunización pasiva que es la introducción de anticuerpos listos en el organismo para combatir de forma rápida los antígenos existentes. Es utilizada cuando no se puede esperar por la producción natural de anticuerpos en el organismo. También se denomina “suero”.

VACUNA2

Es una forma de inmunización rápida y pasajera, pues por el hecho de que el organismo no ha trabajado para producir sus anticuerpos, no almacena su pasaje por el organismo.

Además de enfermedades infecciosas las vacunas también protegen el organismo de innumerables otras enfermedades. Entre las vacunas existentes destacamos:

BCG: Contra formas graves de Tuberculosis

Hepatitis B

Poliomielitis: contra poliomielitis o parálisis infantil

Triple Bacteriana: Contra Difteria, Tos ferina y Tétanos

Meningitis: Contra la meningitis y otras provocadas por el Haemophilus influenzae tipo b

Sarampión

Neumococo

Fiebre Amarilla

Triple Viral: Contra Sarampión, Rubeola, Rubeola congénita y paperas

Gripe: contra las cepas más conocidas y ante nuevas epidemias, se desarrollan nuevas

Hepatitis A

Varicela y otros

Categorías: Bioquímica, Inmunología, Virus